Cáncer de colon: el más frecuente pero no el más conocido

02/04/18 +Jerez www.masjerez.com
De acuerdo con la Asociación Española Contra el Cáncer, el de colon, es el tumor maligno más frecuente en nuestro país, afectando a 1 de cada 20 hombres y a 1 de cada 30 mujeres antes de cumplir los 74 años. No obstante, tal como pone de relieve la ‘II Encuesta sobre el conocimiento del cáncer colorrectal al público general’, la información sobre esta patología aún resulta insuficiente y no está acorde con su prevalencia, ocupando el cuarto puesto por debajo de otros como el de mama o el de pulmón. 

En el cáncer colorrectal (CCR) la predisposición genética es el factor dominante sólo en una pequeña proporción de pacientes.Entre un 5-10% tendrán algún familiar de primer grado con CCR, y de estos, solo en un 3-4% se evidenciará un riesgo muy elevado” aclara el Dr. Antonio Amaya, director médico del HLA Jerez Puerta del Sur y miembro de la Unidad de Endoscopias del centro, y añade que “por el contrario, los factores ambientales (dieta, ejercicio/sedentarismo, tabaco y obesidad) son más potentes en la mayoría de la población afectada”. 

A pesar de esto, en gran parte de los casos, la aparición es esporádica por lo que intervenciones en prevención primaria podrían evitar la aparición de la enfermedad. “Esta prevención se consigue manteniendo buenos hábitos como una alimentación sana, rica en fibra y verduras, pobre en grasas y en carnes procesadas, cuyo consumo se asocia con mayor riesgo de CCR. Además de mantener dietas equilibradas que son ricas en folatos, calcio y vitamina D, por el efecto protector que ofrecen”, ejemplifica el profesional digestivo. 

Asimismo, el ejercicio físico reduce el riesgo, y una vida sedentaria, unida a obesidad o bien el consumo de alcohol y tabaco son factores que claramente se asocian a un incremento del peligro. 

El foco puesto en la detección precoz

La detección precoz es el punto más importante en la prevención del cáncer colorrectal, ya que la implantación de programas de cribado o screening permite disminuir de forma muy importante la incidencia de este tumor, bien por identificar lesiones precancerosas o por su diagnóstico en fases precoces en los que todavía no hay síntomas asociados. 

En la población de riesgo medio (50 años o más sin factores de riesgo adicionales) las pruebas utilizadas para la detección temprana serían la realización de determinación de sangre oculta en heces (cada dos años o, preferiblemente, anualmente), o la realización de colonoscopias cada 10 años. Otros métodos como la colongrafía por CT o la cápsula de colon podrían constituir una alternativa, y es probable que, en el futuro se tenga acceso a biomarcadores que permitan seleccionar mucho mejor a la población susceptible de realización de colonoscopias.

Por otro lado, las estrategias de prevención en grupos de alto riesgo son más específicas y normalmente dirigidas desde Unidades de Aparato Digestivo, apoyadas fundamentalmente en la colonoscopia y en la realización de distintas pruebas que se dirigen a un diagnóstico precoz no sólo del CCR sino de otras enfermedades o tumores que se pueden asociar a síndromes genéticos específicos”, aclara la Dra. Cinta Jurado Castillo, miembro de la Unidad. 

La mejor supervivencia se consigue con la detección precoz

Uno de los principales problemas del cáncer colorrectal es que lo síntomas, iguales para hombres y mujeres, no aparecen en las fases iniciales de la patología. Cuando estos se presentan es cuando el cáncer ya ha aparecido y es en forma de sangre en heces, anemia, pérdida importante de peso y de apetito o una masa abdominal palpable, entre otros. “Pero no nos gusta trasmitir alarma en cuanto a los síntomas, ya que en nuestra especialidad, muchos de estos son comunes a otras enfermedades”, aclara el Dr. Cristóbal García Gullón, que también forma parte de la unidad del HLA Jerez Puerta del Sur, y añade que “en general la sospecha diagnóstica aumenta con la edad, por ejemplo, se estima que del 2% entre los 40 y 50 años y del 20 % entre los 70 y 79 años”.  

A pesar de estos datos, nos encontramos ante un tumor que, diagnosticado a tiempo, permite una amplia supervivencia. “En España esta se sitúa en el 64% a los 5 años, superior a la media europea”, declara el especialista. La mejor supervivencia se consigue con la detección precoz y el tratamiento de las lesiones premalignas antes de que se desarrolle el tumor, es decir con la implantación de los programas de cribado, que se estima que podrían evitar 1/3 de las muertas por cáncer y salvar más de 3600 vidas al año  en España. 

Gracias a esto, el pronóstico ha mejorado considerablemente  en los últimos 20 años tal como queda reflejado en los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, ya que por ejemplo la supervivencia a los 5 años en pacientes con cáncer de colon en estadio I es aproximadamente del 92%, en estadio IIA y IIIA es del 87 y 89% respectivamente.

La Unidad de Endoscopias del HLA Jerez Puerta del Sur, recientemente renovada y formada por el Dr. Antonio Amaya, la Dra. Cinta Jurado Castillo y el Dr. Cristóbal García Gullón cuenta con las últimas tecnologías destinadas a pacientes bajo programas de prevención de cáncer colorrectal, que permiten descartar la patología o localizarla en los estadios iniciales. 

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez