Vox: propaganda y lleno con la bandera como protagonista

29/10/18 +Jerez Domingo J. Díaz
Aquellos que pensaban que con sus movilizaciones en las redes sociales iban a impedir que Vox estuviera en Jerez se equivocaron. De hecho, regalaron la victoria al partido de ultraderecha, que llenó el Hotel Guadalete con más de 500 personas en el acto y convenció a los suyos sin necesidad de argumentos, apelando simplemente a los sentimientos, sobre todo al de pertenencia a la nación española.

"Habla, convence, actúa". Ese era el lema que se podía leer a la entrada del salón. Una vez dentro, banderas de España teñían de rojigualda el Guadalete, haciendo parecer que un espectáculo deportivo se proyectaría en una pantalla gigante en cualquier momento. El lema parecía traducirse en habla de lo que sea, convence con sentimientos y consigue que alguien más actúe.

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, iba a ser el primer espada de este mitin. Venidos arriba por haber podido celebrar el acto tras el cambio hasta en dos ocasiones del lugar, no hacía falta tocar temas sensibles para despertar un sentimiento grandilocuente en los presentes. "Bienvenidos a la resistencia" o "gracias por la valentía y no dejaros amedrentar por los que quieren romper España", eran la introducción a su discurso.

Como cuando un futbolista se vuelve hacia la grada a pedir el aliento del público para terminar de cosechar la remontada, Smith carecía de argumentos y regalaba el oído a los presentes. La estrategia propagandística del enemigo único, el sentimiento de pertenencia al grupo y las diferencias que lo separan de los otros casaban con las banderas al vuelo y los vivas a España y Andalucía continuos.

El enemigo único, por cierto, son todos menos los que piensan como ellos. De "la derechita acomplejada" a los "terroristas, golpistas y totalitarios" que ocupan el gobierno. Aseguró Smith que no quieren un cambio de colores en el ejecutivo sino acabar con "el clientelismo, la corrupción y el atraso económico".

Aunque Vox quiere imponer una serie de medidas restrictivas en el territorio nacional, no quiere permitir que a ellos nadie les imponga la historia de España. Javier Ortega Smith hizo referencia al mestizaje que el imperio español había permitido y cómo se había tratado a los territorios extranjeros como provincias españolas a forma de ejemplo que resaltaba el orgullo nacional.

"España entera necesita ponerse en pie", decía el secretario general de Vox, que, como Karina, parecía buscar en el baúl de los recuerdos un pasado mucho mejor.

Las elecciones andaluzas serán las primeras a las que se enfrentará el partido de ultraderecha. Dicen que les acusarán de no ser andalucistas, a pesar de que se sienten muy orgullosos de pertenecer a Andalucía. Eso sí, consideran las autonomías "reinos de Taifa". Poco más de por qué deben votarles.

En definitiva, Vox presentó a sus candidatos (César Ruiz es el coordinador local en Jerez, Manuel González, el representante provincial en las andaluzas; y Francisco Serrano, el hombre que intentará desbancar a Susana Díaz de la presidencia de la Junta), hizo lo propio con los enemigos -aunque ya los conocían por el favor y el poder de convocatoria-, los atacó y apeló al sentimiento de pertenencia al grupo y al orgullo para levantar a la masa, como si de un anuncio argentino en pleno Mundial se tratara.

Los argumentos ya otro día. En eso sí se parecen Vox y sus enemigos. El acto acabó con el himno nacional sonando. Un elemento más para tocar el sentimiento del personal antes de irse a tomar algo pagando cada uno lo suyo -porque no reciben subvenciones; veremos qué ocurre tras las andaluzas-.

Opinión

Lo de apelar al sentimiento lo hace cualquier propagandista malo. Los partidos políticos se deberían dedicar a aportar argumentos sobre las necesidades de los ciudadanos en sus mítines, cómo van a satisfacerlas y por qué. 

Vox también utilizó la estrategia del mártir, que necesita a un verdugo para poder vivir. Por eso fue tan eficaz su mensaje después de los dos cambios de escenario. El partido ultraderechista no podría existir sin aquellos que quieren hundirlo. Dejar hablar a todos y desarmarlos con argumentos es la única forma de evitar que un mártir te coja de verdugo. Pero quizás también sea pedirle demasiados a los 'verdugos'.

Cuando te envuelves en una bandera pierdes la perspectiva. El ser humano debería ser un ser racional. El momento en el que pones una bandera delante de tus ojos mientras la levantas ves la realidad distorsionada, a través de una tela.

El mundo está necesitado de argumentos y datos. La propaganda es más efectiva, pero solo las personas podemos cambiarlo. Si pensamos... Si nos dejan pensar...

Xerezmania Producciones S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo Objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha implementado: Desarrollo de app móvil para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Jerez